Esta semana os traemos un artículo sobre María Godino, una estudiante del doble grado en Relaciones Internacionales y Traducción e Interpretación que ha realizado unas prácticas de investigación en la Universidad de Harvard. ¿Queréis saber en qué consistían las prácticas y cómo las consiguió? ¡En este artículo nos lo cuenta todo!

This week’s post is about María Godino, a student of International Relations and Translation & Interpretation who worked on a research project as an intern at Harvard University. Would you like to know what her internship was about and how she got it? She tells us everything about it!

Flag_of_Spain_(Civil).svg Desde el primer momento tuve claro que quería hacer unas prácticas en el extranjero. En el tercer curso de carrera pasé todo el verano en Bruselas trabajando como traductora. La experiencia superó con creces mis expectativas y no podía perder la oportunidad de volver a vivir algo parecido. Sin embargo, mientras que en tercero tenía muy claro dónde quería hacer las prácticas, este año estaba bastante perdida. Empecé a buscar ofertas por todas partes y mirando y mirando me topé con la web de AIESEC, una organización internacional liderada por jóvenes que ofrece a estudiantes oportunidades de prácticas y voluntariados para potenciar sus capacidades de liderazgo.

En su portal de oportunidades había muchas ofertas y tras algunos días viendo posibilidades encontré las prácticas en Harvard. Lo cierto es que nunca pensé que me llamarían, pero aun así decidí mandar la solicitud porque no me costaba nada. Estos dos años en los que he realizado prácticas he aprendido que es muy importante no ponerse límites al solicitar y no desanimarse: a veces puede ser muy frustrante mandar y mandar currículums sin éxito, pero siempre hay que tener presente que cuantas más solicitudes envíes más posibilidades tendrás de que te llamen y que nunca se sabe dónde puedes terminar.

Finalmente pasé las fases de selección que consistían en mandar un vídeo de presentación y hacer una entrevista, pero lo que no me imaginaba es que todavía me quedaba la prueba más difícil para poder empezar las prácticas: organizarlo todo antes de irme. Una vez fui admitida, tan solo dispuse de un par de semanas para conseguir el alojamiento y a la vez tenía todos los exámenes finales de la universidad. Fueron unas semanas agotadoras.

Al llegar a Boston los miembros de AIESEC vinieron a buscarme al aeropuerto y después me presentaron al resto de estudiantes con los que iba a trabajar. El primer día de prácticas los coordinadores nos explicaron en qué consistía el proyecto que estaban llevando a cabo y las tareas que teníamos que realizar. Cada uno de nosotros teníamos que elaborar una tabla y completarla con información sobre las principales políticas educativas que se han aprobado en nuestro país a lo largo de la historia. Después teníamos que elegir una de las políticas y elaborar un trabajo de investigación en el que la analizásemos en profundidad. Para realizar el trabajo contamos con todos los recursos de las bibliotecas del campus. A lo largo de la semana podíamos quedar con nuestra coordinadora para que nos guiara con el proyecto y los viernes nos reuníamos todos para presentar los avances y establecer objetivos para la semana siguiente.

Pero la experiencia no se limitó solo al trabajo. Durante las prácticas tuve la oportunidad de hacer amigos de todas partes y juntos disfrutamos de la vida nocturna y la oferta cultural de Boston. Además tuvimos la oportunidad de asistir al acto de graduación de la universidad, escuchar la intervención del exvicepresidente de los Estados Unidos Joe Biden e hicimos algún viaje. Al final las prácticas se pasaron volando y casi sin darme cuenta estaba de vuelta en España. Sin lugar a dudas, fue una experiencia muy enriquecedora que me enseñó a superarme a mí misma y descubrir nuevos caminos.”

Si queréis saber más sobre la experiencia de María, podéis preguntarle todas vuestras dudas en la siguiente dirección de correo: mgodino95@gmail.com.

19149466_10209287271486537_1064155637145421213_n

260px-Bandera-de-inglaterra-400x240 “I knew I wanted to do an internship abroad from the very beginning. After my third year at University, I spent my summer in Brussels working as a translator. This experience exceeded my expectations and I didn’t want to miss the opportunity to do something similar again. However, while I knew exactly where I wanted to do my internship during my third year, this time I was pretty lost. I started to search vacancies everywhere and that’s how I found AIESEC website, an international organization led by young people with a wide range of internship and volunteer programmes to promote student’s leadership skills.

They had a portal with a lot of opportunities and, after some days thinking about the different possibilities, I found this internship at Harvard. I never thought they would contact me, but I sent my application anyway just in case. These two years as an intern have taught me that it is very important not to limit yourself when applying for a job and not to be discouraged; sending thousands of resumes without any success can be very frustrating sometimes, but you always have to bear in mind that the more applications you send, the more chances you have to be contacted. And you never know what life can bring.

I made it through the selection process, which involved sending a video introducing myself and doing an interview. But I had never imagined that the most difficult challenge would be to organise everything before leaving. Once I was selected, I only had two weeks ahead of me to find accommodation. And, at the same time, I had to study for my final exams at university. These weeks were exhausting.

Once I arrived in Boston, AIESEC members came to pick me up at the airport. Then, they introduced me to the rest of the students I would have to work with. On my first day as an intern, coordinators explained us what the project was about and what we had to do. Each of us had to fill in a chart with information about the main education policies that had been adopted in our country throughout history. Then, we had to choose one of them and write a research paper analysing it in depth. In order to do that, we could use all the resources available in the different libraries in the campus. We could meet our coordinator during the week for some guidance and, on Fridays, we all gathered together to talk about our progresses and to set goals for the next week.

However, it was not all about work. This internship gave me the chance to make international friends and together we enjoyed Boston’s night life and cultural activities. We had the opportunity to attend to the University prom and we travelled a little bit. My time as an intern flew by and, almost without noticing it, I was back in Spain. This was, undoubtedly, a very enriching experience that helped me overcome myself and discover new paths.”

If you want to know more about María’s experience, don’t hesitate to contact her by email: mgodino95@gmail.com.

Harvard business

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s